Rotterdam en dos días

Vistas de Rotterdam

Si tu estancia en Rotterdam, sólo va a durar dos días, te proponemos un itinerario para disfrutar al máximo de la ciudad en 48 horas:

Día 1:

CASAS CÚBICAS 

Situadas en la calle Overblaak, 70. Este conjunto de casas que asemejan a un bosque, es uno de los puntos más interesantes para empezar a visitar la capital de arquitectura moderna. Son un total de 32 casas con forma de hexágono sobre unos pilares. Cada casa cuenta con tres alturas, con un total de 100 metros cuadrados.
Una de las casas está abierta al público y por sólo 2, 50 euros se pueden visitar. Está amueblada y decorada para así poder observar como es la vida cotidiana en ellas. Además si buscas hotel, puede interesarte saber que en  este grupo de casas también es posible alojarse como opción de albergue juvenil.
El resto de las casas son privadas sin admitir visitas.
Más información: www.kubuswoning.nl

AYUNTAMIENTO

Este majestuoso edificio fue construido entre 1914 y 1920, y es de los pocos edificios de la ciudad que no fueros derrumbados durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.
Cuenta con un total de 4 plantas, en 4 alas alrededor un gran patio central, por el que cruza además una calle. Este es sin duda su aspecto más curioso. Además cuenta con una torre de más 70 metros de altura.
Está situado en la calle Coolsingel, 40 y se puede llegar con el metro Stanshui.

PUERTO O EUROPOORT

Una de las principales cosas a destacar de Rotterdam es su importancia comercial y esto se debe a su puerto, el segundo más importante del mundo.
La mejor manera de conocerlo es haciendo un tour guiado en barco. Las salidas con cada 45 minutos y su duración depende del recorrido elegido. Si se desea ir hasta lo más alejado del puerto, son aproximadamente 75 minutos.
www.spido.nl

SALIR DE MARCHA

Si después de un intenso día todavía te quedan fuerzas para disfrutar de la vida nocturna de Rotterdam en las colindancias de Schouwburgplein se puede elegir entre cafeterías, restaurantes y discotecas adaptados a todos los gustos.

Día 2:

PUENTE ERASMO

Es una de las estructuras más emblemáticas de toda Holanda. Inaugurado en 1996, es el segundo puente que cruza el rio Nieuwe Maas. Une el centro con el barrio de Kop situado al sur.
Conocido con el nombre de “el cisne” por su diseño asimétrico, cuenta con 139 metros de alto y 802 de largo.
Es el puente elevadizo más alto y pesado del todo el oeste de Europa. Desde su parte más alta hacia la parte sur, se puede levantar para dejar pasar los barcos.

IGLESIA DE SAN LORENZO

Este monumento destaca por ser el único que se conserva en Rotterdam desde la Edad Media. Situada en Grotekerplein número 15, para llegar hasta esta Iglesia podemos tomar el metro Blaak o los tranvías 3, 13 y 17.
La iglesia de estilo gótico tardío empezó a construirse en el año 1449, pero se tardaron  varios años para finalizarla. Entre el año 1460 y 1472 se construye la nave actual, el coro data del año 1448 y la torre tuvo que ser reconstruida en el año 1655 por la mala calidad de la madera utilizada durante su construcción inicial.
Durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, la estructura no sufrió daños pero el interior de la Iglesia y la torre quedaron carbonizados.
Cabe desatacar de su interior la tumba de celebres navegantes, las pilas bautismales en bronce y el coro. Cuenta con 4 órganos y uno de ellos es el más grande de los Países Bajos.
La torre está abierta al público desde abril a septiembre, sólo los sábados.
Como curiosidad se debe añadir que entre los años 1952 y 1968 fue totalmente reconstruida y los gastos fueron sufragados por Alemania.

CONTEMPLAR ROTTERDAM DESDE EL EUROMAST

Si todavía te queda algo de tiempo no dejes pasar la oportunidad de subir a la Torre Euromast, la torre de comunicaciones de la ciudad, desde donde podrás observar unas vistas impresionantes de Rotterdam. Punto y final perfecto para sacar nuestra cámara y guardar un recuerdo imborrable de nuestro viaje.

Foto: Maarten Takens 






0 comentarios: